IRENE ORTIZ

NAVIDAD SIN TI

Publicado el 31 diciembre 2016

Ojalá me hubieran enseñado desde un principio de mi vida a no acostumbrarme a nada, a no acostumbrarme a los momentos, a las situaciones que sacan sonrisas solo con recordarlas y esas que quieres repetir una y otra vez sin importar cuantas veces las hagas. Ojalá me hubieran enseñado que acostumbrarse solo lleva a una cosa: dolor. Dolor que abrasa el corazón, que quema, que escuece. Dolor que me entristece y me hace sacar toda la rabia de mi interior dejándome rota por dentro, vacía. No siento nada, ya no soy nada. Ojalá me hubieran enseñado que todo lo que empieza, acaba; que todo lo que nace, muere. Hubiera sido más fácil enseñarme a vivir cada día como si fuera único, sin saber que al año siguiente íbamos a estar en la misma situación, sin esperar el momento, sin desearlo. O tal vez, hubiera sido más fácil cambiar el ambiente de cada día especial, para así no crear costumbre. O tal vez... Tal vez no haya tal vez y solo deba crecer aprendiendo que de esto trata la vida, de aprender a vivir con el dolor de las cosas que terminan. Quizás, otra prueba más de la vida.

Ahora debo comenzar a olvidar aquella bonita costumbre de pasar la Navidad junto a ti. Comenzar a vivirla sin tener que pensar en que sobran sillas, en que el lugar no es el mismo, ni el ambiente tampoco. Comenzar a vivirla sin tu alegría, sin tu presencia. Sin tus besos, ni tampoco tus abrazos. Porque ya no estás. Porque te desvaneciste tan rápido como una pluma, tan rápido como una hoja cayendo de un árbol caduco en invierno.

2 comments on “NAVIDAD SIN TI”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM

twitterfacebookyoutube-playinstagram linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram