IRENE ORTIZ

MIRAR AL PASADO

Publicado el 17 diciembre 2016

Girar la cabeza y detenerme a observar un momento el pasado. Ese pasado donde todo estaba descolocado, descompuesto, roto. Donde todo estaba teñido de negro, y mi camino hacia adelante aún se veía oscuro. Donde solo deseaba encontrar la luz y un poco de felicidad, porque eso era lo que me hacía falta, felicidad. Ese pasado donde solo había puñales y agujas que atravesaban mi corazón, que duro, se arrastraba en busca de curas. Donde ya no me quedaba nada por lo que tener miedo, porque el miedo más grande era la soledad y yo ya me acostumbré a ella, al frío, al dolor. Mirar al pasado. Nunca me detuve, siempre fui constante en mis pasos, confiada en que en algún momento de largo camino denominado "vida" apareciera una particular y brillante sonrisa. Pasado donde todo pesaba, donde todo arañaba, donde todo eran sueños rotos, donde todo era falso. Pasado que me hizo fuerte, valiente. Pasado que me enseñó a valorar las cosas, a saber esperar, a tener fe, porque ahora, ladeando nuevamente mi cabeza y volviendo a mi presente, puedo decir que esa sonrisa llegó y pensando una vez más sobre mi pasado, no tardó en aparecer. Llegó en el momento justo, llegó cuando volvía a renacer, llegó cuando estaba comenzando a vivir otra vez, llegó cuando me di cuenta que la vida era eso, subidas y bajadas, ser fuerte y saber que todo lo malo tiene algo bueno. Que la vida nunca nos da la espalda sino que le gusta sorprendernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM

twitterfacebookyoutube-playinstagram linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram