IRENE ORTIZ

MI CORAZÓN

Publicado el 1 agosto 2017

Me duele el pecho. Se me ha encogido el corazón. Creo que intenta desaparecer al igual que quiero hacer yo en este instante. Creo que quiere dejar de hacerse daño con sentimientos que no valen para nada. Odia que la mente mande sobre él, que sea más fuerte y que controle a su gusto todo lo que no debería ser así. Mi corazón está cansado de no ser escuchado, de no ser entendido y de no ser lo suficientemente fuerte para romper las barreras y excusas que la mente no hace más que interponer en nuestro camino, en el camino del amor.


Me duele el alma. También está afectada. No puede seguir con toda esta carga, no puede continuar cuando se cruza con los ojos del que la ve perfecta a pesar de las imperfecciones. No puede fingir no sentir lo que siente, pero finge y así es como sangra una y otra vez.
¿Moriré? Solo volveré a respirar cuando mi corazón gane la batalla que tanto lleva luchando para superar los miedos y aceptar los sentimientos, valorar y saber tomar las decisiones correctas. Sin hacernos daño, sin hacerte daño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM

twitterfacebookyoutube-playinstagram linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram