IRENE ORTIZ

La retina es la mejor cámara

Publicado el 25 junio 2021

La noche se hace cada vez más oscura mientras una superluna brillante y blanca asciende en el cielo lentamente. El reflejo de su luz se refracta en un mar de oleaje sereno. Hace un poco de viento, pero es una noche agradable para pasear por el paseo marítimo y captar una preciosa foto de recuerdo de esa Superluna de fresa más grande y luminosa de lo normal.

Que seguramente el año que viene y el siguiente y dentro de cinco o diez años podamos seguir viéndola, pero ahí estamos, sorprendiéndonos una y otra vez con los mismo fenómenos lunares. Como si no estuviéramos acostumbrados a verla todos los días, como si no nos acompañara al caminar... La luna, ese pequeño satélite que gira alrededor de nuestra madre Tierra y actúa como nuestra sombra.

Pero, ¿y qué le vamos a hacer? Somos seres que al final se quedan con las pequeñas cosas que suceden y disfrutan de ellas más que cualquier otra, aunque nos hagan sentir más diminutos que ellas mismas y nos hagan pensar en la inmensidad de la vida. Al menos a mí, querido lector, me hacen plantearme miles de preguntas sin respuesta.

Y lo reconozco, yo seré de las primeras en seguir abriendo mucho los ojos y la boca cada vez que se acontezca un nuevo fenómeno astronómico, aunque lo haya visto 20 veces. Porque no hay mejor cámara que nuestra retina ni mejor fotografía que la que puedan revelar todos nuestros sentidos despiertos a la vez en el tiempo. Y la gente empeñada en vivir experiencias dentro de los teléfonos... Que se te pasa el tiempo de hacer la foto y cuando te das cuenta, se te ha pasado el tiempo de disfrutar del fenómeno en vivo y en directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM

twitterfacebookyoutube-playinstagram linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram