IRENE ORTIZ

EN MIS SUEÑOS

Publicado el 4 septiembre 2016

Apareces en mis sueños. Apareces en mis sueños como una estrella fugaz. Apareces y desapareces. Apenas te toco, apenas te hablo, solo te miro. Observo tus grandes ojos, tus preciosos labios carnosos y todas las perfectas imperfecciones que te definían. Me miras con aquella mirada perdida que se fue contigo. Tampoco me hablas, tampoco me tocas. Apareces y desapareces tan rápido como la estela de una estrella fugaz, tan veloz como el viento. Apareces con tus manías, sin tus ganas de comer, con tus risas, tus peculiares andares y con esa enfermedad que se apoderó de ti y te apartó de mi vida. Pero si este es el único camino que existe para que pueda volver a sentir tu olor, tocarte o incluso solo poder observarte desde un punto determinado de la habitación, ¿porqué tengo que despertar? ¿Porqué no puedo quedarme todo el tiempo que desee? Te quitaron de mi vida, sin avisar. Te quitan de mis sueños, sin preguntarme. ¿Y si te agarro la mano la próxima vez y te llevo conmigo al mundo real? Aunque sea solo por un día, volver a decirte que te quiero hasta que se me seque la boca de repetirlo, abrazarte fuertemente, besarte y que tu también me beses. Sentir tu calor, rozar tu piel, escuchar tus curiosas carcajadas, tu manera de hablar, de expresarte.
Apareces en mis sueños y tan pronto como apareces, desapareces, dejándome con la sombra de tu recuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM

twitterfacebookyoutube-playinstagram linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram