IRENE ORTIZ

EL BESO

Publicado el 7 diciembre 2016

Y un día te despiertas y te das cuenta que todo en tu vida ha dado un giro de 360º y que todos tus esquemas están rotos. Te das cuenta que las penas y lágrimas han sido sustituidas por sonrisas y besos que saben a felicidad, te das cuenta que el que antes te causaba dolor, ahora es el que te lo quita. Te despiertas y sientes que nada ha pasado, que todo ha sido un bonito sueño como cualquier noche anterior imaginando y deseando que tu amor estaba junto a ti, dándote calor en una fría tarde de invierno.

Es entonces cuando inspiras profundamente como símbolo de fastidio y nuevas ilusiones falsas, y un olor especial recorre cada rincón de tu cuerpo haciéndote ver que todo ocurrió y que nada es mentira. Que un fuerte hormigueo te corta la respiración y empiezas a sentir cosas que jamás antes habías sentido. Que sientes un deseo de volver a ese instante en el que todo empezó, en el que todo cambió, en el que de repente se produjo ese giro, en el que ese beso rompió todos tus esquemas. Sientes que has entrado en una de esas historias de cuento de hadas y todo lo que te toca vivir ahora es de color de rosa. Que toda la tristeza pasó, pasó de página, pasaste de página.

Te das cuenta que no debes subestimar al destino, porque no sabes lo que te trae. Te das cuenta que hay tormentas más largas y catastróficas que otras pero siempre, después de ellas, llega una gran calma llena de luz y un bonito arco iris que nos ilumina de nuevas esperanzas. Te das cuenta que cuando menos lo esperas, la vida te sorprende con una hermosa sonrisa de este a oeste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM

twitterfacebookyoutube-playinstagram linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram